Nick: Pass: Registrate  Perdíste tu clave?
Portada Foros Descargas Enviar Noticia Galería Chat
Actualmente conectados:126 usuarios anónimos, y


 
Información
 
- Normas de la web
- Conceptos básicos
- Búsquedas
- NPCs (PNJs)
- Templos
- Mercenarios
- Glosario
- Áreas 85
- Afijos
- Tratado de TCs (PDF)
- Cubo Horádrico
- Nivel Secreto
- Modo Multijugador
- Magic Find (PDF)
- Llaves del pandemonium
 
Personajes
 
- Asesina
- Amazona
- Bárbaro
- Nigromante
- Paladín
- Druida
- Hechicera
 
Tablas
 
- Experiencia
- Nivel por área
- Recuperación de impacto
- Velocidad de lanzamiento
 
Objetos
 
- Únicos
- Set
- Artesanales
- Palabras Rúnicas
- Runas
- Pociones
- Gemas
- Joyas


[ Búsqueda ]
 
Guías
 
- Personajes [P]
- Soporte Técnico
- Battle.net
 
Mods
 
- ¿Qué son?
- Instalación
- Creación
 
Publicidad
 
 
Publicidad
 
  
Nigromante

· Habilidades de Invocación
Esta rama permite al Nigromante reclamar a sus filas toda una serie de criaturas cuya presencia puede servir tanto de forma ofensiva, para destruir enemigos, como defensiva, al concentrar los ataques del rival en sus esbirros y no así en el propio cuerpo del personaje. Puede invocar varios tipos de criaturas, de todos ellos el único que puede ser invocado de forma directa es el Golem, en cualquiera de sus tres formas: arcilla, hierro o fuego, ya que el resto, esqueletos y resucitados, aparecerán cuando un cadáver enemigo esté de por medio.
Por otro lado esta rama tiene habilidades pasivas, en forma de dominios o resistencias cuya selección y aumento potenciará a su vez a las criaturas invocadas, ya sea en sus ataques, como en su velocidad o en la propia resistencia de los mismos.
 
 
 
Resurrección de Esqueletos
Nivel necesario: 1
Requisitos: Ninguno
Bonificaciones:
Dominio de los Esqueletos
Acumulación de Resistencias

Seleccionando esta cualidad el personaje consigue reanimar esqueletos “vivientes” utilizando, para dicho fin, los cuerpos de enemigos caídos. Estas osamentas andantes lucharán cuerpo a cuerpo contra todo rival opositor tal que un ejército a las órdenes de su superior, en este caso, por supuesto, encarnado en el nigromante. A medida que vayamos elevando el número de puntos invertidos en esta habilidad, las filas del ejército serán mayores, aunque a medida que lleguemos a escalas mayores, la cantidad de puntos invertidos será mayor para incidir en un aumento. Por otro lado, el número no supone necesariamente mayor efectividad y Resurrección de Esqueletos deberá ser complementada con otras sinergias tales como: Dominio de los Esqueletos o Acumulación de Resistencias.
 
 
 
Dominio de los Esqueletos
Nivel necesario: 1
Requisitos: Resurrección de Esqueletos
Bonificaciones: No tiene

Se trata de una de las habilidades pasivas antes comentada. Al seleccionar y aumentar dicha competencia, los esqueletos invocados por el nigromante incrementan su capacidad, tanto en vida como en ataque; en sus dos vertientes: esqueletos guerreros y/o magos. Sin embargo, dominio de los esqueletos también incide en otra habilidad que, en un principio, no tiene relación con la invocación de esqueletos, ya que también bonifica a los resucitados.
Por lo tanto se trata de un valor seguro e incluso necesario para todos aquellos que deseen emplear aliados no muertos con cierta eficacia, máxime en niveles de dificultad elevados donde el daño y la resistencia del enemigo son considerables.
 
 
 
Golem de Arcilla
Nivel necesario: 6
Requisitos: Ninguno
Bonificaciones:
Dominio del Golem
Acumulación de Resistencias
Golem Sangriento: +5% vida por nivel
Golem de Hierro: +35 defensa por nivel
Golem de Fuego: +6% defensa por nivel

Los Golem sólo pueden ser invocados de uno en uno, sin la opción de invocar varios del mismo o de distinto tipo. En este caso el Golem de Arcilla, representado como un humanoide surgido de la tierra, incrementa tus filas con características de gran beneficio. Puede llegar a poseer una gran resistencia vital, así como la capacidad de reducir notablemente la movilidad enemiga. Sus sinergias, como para todos los Golem pero con distintas características son Dominio del Golem, Acumulación de Resistencias, Golem Sangriento, Golem de Hierro y Golem de Fuego. Siendo las más relevante las tres primeras.
 
 
 
Dominio del Golem
Nivel necesario: 12
Requisitos: Golem de Arcilla
Bonificaciones: No tiene

Junto con Dominio de los Esqueletos y Acumulación de Resistencias, el Dominio del Golem es otra de las habilidades pasivas del Nigromante. Su selección permite mejorar todos nuestros Golem en tres atributos: porcentaje de vida, puntos extra de ataque y porcentaje de velocidad en carrera de dichas criaturas.
 
 
 
Resurrección de Esqueletos Magos
Nivel necesario: 12
Requisitos: Ninguno
Bonificaciones:
Dominio de los Esqueletos
Acumulación de Resistencias

En esta caso los muertos vivientes que el nigromante puede invocar no emplean la lucha física sino que utilizan misiles mágicos para enfrentarse a los enemigos. Al aumentar en número, podremos contar con varios tipos de estos magos no muertos y sus disparos responden a diversos clases de daños como por ejemplo, rayo, veneno, fuego o frío. Al igual que los esqueletos guerreros, los magos también necesitan de una mejora en otras habilidades con el fin de enriquecer el ámbito de su efectividad.
 
 
 
Golem Sangriento
Nivel necesario: 18
Requisitos: Golem de Arcilla
Bonificaciones:
Dominio del Golem
Acumulación de Resistencias
Golem de Arcilla: +20 puntuación de ataque por nivel
Golem de Hierro: +35 defensa por nivel
Golem de Fuego: +6% daño por nivel

Esta clase de Golem, de figura chocante o grotesca, comparte con el personaje la vida una vez invocado. De tal forma que, además de robar vida en cada ataque, al recibirlos y perderla el nigromante también verá reducido sus puntos de vida. La principal característica de esta criatura es su capacidad para convertir un porcentaje del daño recibido en vida; cuanto mayor sea el nivel del Golem mayor será la cantidad de puntos convertidos en vida para nuestra propia salud.
 
 
 
Acumulación de Resistencias
Nivel necesario: 24
Requisitos: Golem de Arcilla, Dominio del Golem
Bonificaciones: No tiene

Como se ha indicado antes se trata de una habilidad pasiva. La presencia de esta práctica aumenta en un porcentaje la resistencia de nuestras criaturas a los ataques elementales de los enemigos, a medida que el incremento en la habilidad sea mayor, el porcentaje de resistencia también se elevará. Su atribución es muy importante para mejorar el rendimiento tanto de esqueletos, como de resucitados o Golem.
 
 
 
Golem de Hierro
Nivel necesario: 24
Requisitos: Golem de Arcilla, Golem Sangriento
Bonificaciones:
Dominio del Golem
Acumulación de Resistencias
Golem de Arcilla: +20 puntuación de ataque por nivel
Golem Sangriento: +5% de vida por nivel
Golem de Fuego: +6% daño por nivel

A diferencia de los otros tipos el Golem de Hierro necesita un soporte para ser invocado. Como su propio nombre indica se basa en el hierro, lo cual supone sacrificar un objeto cualquiera de dicho metal para su aparición. Además el material incide en la criatura, ya que ésta asume las propiedades de la pieza por lo que, si por ejemplo hablamos de una armadura incidirá en su defensa. La otra característica relevante de este tipo de Golem es su aura de espinas que devuelve un porcentaje de daño físico en cada ataque enemigo. Cuanto mayor sea el nivel del Golem, mayor será su porcentaje.
 
 
 
Golem de Fuego
Nivel necesario: 30
Requisitos: Golem de Arcilla, Golem Sangriento, Golem de Hierro
Bonificaciones:
Dominio del Golem
Acumulación de Resistencias
Golem de Arcilla: +20 puntuación de ataque por nivel
Golem Sangriento: +5% de vida por nivel
Golem de Hierro: +35 defensa por nivel

Este Golem ígneo cuenta, como principal característica, con la capacidad de absorber los ataques de fuego del rival. Cuanto mayor sea su nivel, mayor porcentaje de absorción tendrá y mayor su resistencia a esta clase de agresiones.
 
 
 
Resurrección
Nivel necesario: 30
Requisitos: Resurrección de Esqueletos, Golem de Arcilla, Resurrección de Esqueletos Magos, Golem Sangriento, Golem de Hierro
Bonificaciones:
Resurrección de Esqueletos
Acumulación de Resistencias

Gracias a este talento el nigromante es capaz de resucitar los cuerpos de enemigos muertos para que luchen a su favor. Con forma de sombra estos retornados conservan sus propias características de combate por un tiempo limitado, que agotado hará desaparecer a la criatura invocada. Sin embargo, las sombras reclamadas no poseen la misma fortaleza, respecto a las criaturas a través de las cuales han sido invocadas, y necesitan la inversión en otras sinergias para mejorar su rendimiento, es decir, Dominio de los Esqueletos así como Acumulación de Resistencias.
 

 
Creative Commons License
Este sitio web está bajo una licencia de Creative Commons.



El logotipo de Diablo II©, Diablo II: Lord of Destruction©, Blizzard Entertainment© así como el resto de imágenes sobre el juego, son marcas registradas de Blizzard Entertainment.