Nick: Pass: Registrate  Perdíste tu clave?
Portada Foros Descargas Enviar Noticia Galería Chat
Actualmente conectados:743 usuarios anónimos, y Jungels,


 
Información
 
- Normas de la web
- Conceptos básicos
- Búsquedas
- NPCs (PNJs)
- Templos
- Mercenarios
- Glosario
- Áreas 85
- Afijos
- Tratado de TCs (PDF)
- Cubo Horádrico
- Nivel Secreto
- Modo Multijugador
- Magic Find (PDF)
- Llaves del pandemonium
 
Personajes
 
- Asesina
- Amazona
- Bárbaro
- Nigromante
- Paladín
- Druida
- Hechicera
 
Tablas
 
- Experiencia
- Nivel por área
- Recuperación de impacto
- Velocidad de lanzamiento
 
Objetos
 
- Únicos
- Set
- Artesanales
- Palabras Rúnicas
- Runas
- Pociones
- Gemas
- Joyas


[ Búsqueda ]
 
Guías
 
- Personajes [P]
- Soporte Técnico
- Battle.net
 
Mods
 
- ¿Qué son?
- Instalación
- Creación
 
Publicidad
 
 
Publicidad
 
  
Publicar nuevo tema   Responder al tema
Ver tema anterior Versión imprimible Entre para ver sus mensajes privados Ver tema siguiente
Autor Mensaje

euzkal
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 20 Oct, 2010 - 02:13 PM

Sombra
682 posts


Sombra

Miembro desde
21 Feb 2010
Este es un intento por hacer diálogos, visto lo bien que los hacen compañeros que escriben en este Foro. Hasta ahora, no me había animado.


- ¿Por que dejás que la Enana te diga Gordo?.
- Hannah no me dice Gordo...
- ¿Ah, no?. ¿Y cómo te dice?
- ...

Charsi sigue dándole duro al martillo. El bárbaro se empieza a poner nervioso.

- Contestame, ¿cómo te dice?
- A veces me dice Gordo.
- Ah, mirá vos, a veces te dice Gordo. ¿Y otras veces?
- ...
- O sea, que SIEMPRE te dice Gordo, ¿y por qué la dejás?.
- ... ( no es que el bárbaro no tenga una respuesta, es que no termina de entender la pregunta, porque él no la deja, pero ella le dice Gordo, y a él no le molesta, pero a Charsi sí, y el no entiende por qué, pero no se anima a preguntar. Todo muy confuso.).

- ¿Cómo le dice Blaise al Paladín? - Charsi se suele entusiasmar con ciertos debates trascendentes.
- ¿Cómo le dice?
- No te hagas el vivo, ¿cómo le dice Blaise al Paladín? - Charsi aporrea con furia el yunque; el bárbaro siente como que le estuvieran pegando en las alas de su Casco Inmortal.
- ...Señor...
- No. Le dice MI Señor.
- Señor Mi Señor (al Bárbaro le hace un poco de gracia ésta expresión; busca complicidad en Charsi con una mueca que pretende ser simpática, pero ella está cada vez más enojada)
- ¿Y por qué le dice Mi Señor?
- No sé ... ¿porque es la esposa? ... (el Bárbaro vacila porque sospecha que su respuesta no es muy afortunada y que ofrece algún flanco débil)
- ¡Ah, sí?. ¿Y cómo le decía "antes" de ser la esposa?
- Igual (el Bárbaro responde resignado: el flanco débil de su respuesta se hizo evidente demasiado rápido. Su nerviosismo aumenta)
- Entonces no es "porque es la esposa - Charsi usa un tono muy burlón, imitando la voz grave de su desdichado novio.
- ... (el Bárbaro entiende la conclusión, la cabeza le empieza a doler un poco)
- ¿Sabés por qué le dice Mi Señor?
- ...
- Porque lo respeta...
- ... (en ésto el Bárbaro está de acuerdo, él también le diría Señor al Paladín, pero sabe que eso al Paladín le molesta).
- ...y la Enana te dice Gordo porque NO te respeta. Y a mí NO me gustan los hombres que NO se hacen respetar.
- Bueno, ¿y qué querés que haga?.
- ¿No es obvio?. Que vayas y le digas que no te diga más Gordo. Ella es tu empleada y te tiene que tratar con respeto.
- ¿Ahora?.
- Sí, ahora. Yo tengo mucho que hacer y vos estás al pedo, estorbándome.
- ...Pero no sé dónde está ...
- Allá - Charsi le señala una carpa cercana -, muy divertida con su nueva "amiguita".



El bárbaro se dirige hacia la carpa en la que se encuentran Hannah y su amante ocasional. Como no quiere llegar nunca, porque por un lado no sabe qué decirle a Hannah, y por otro tiene miedo de que le deje de decir "gordo" para decirle algo mucho peor, da un rodeo por el campamento, pese a que la carpa está a unos 20 metros. Al pasar por el puente le pega un golpecito con su maul a la baranda, para descontracturarse, y rompe una cuarta parte - que después le obligarán a arreglar.

Cuando termina su peregrinar, tras haber puesto en órbita un par de gallinas demasiado lentas en apartarse, encuentra la carpa vacía. Y escucha un alboroto en la herrería. Hannah, su amiga, y Charsi están muy animadas hablando de cualquier cosa, muertas de risa las tres.

Al bárbaro la cabeza le martillea. Constata que no están hablando de él. Pero eso no lo tranquiliza. Con un ruido a engranajes en desuso logra elaborar una pregunta para sí: ¿quién entiende a las mujeres?.

Y se va a buscar otra gallina. Prefiere hacer de cocinero a hacer de albañil.



Un saludo.
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

Cro-LunatiCo
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 21 Oct, 2010 - 12:37 AM

Señor del Odio
528 posts


Señor del Odio

Cuentas
World of Warcraft - [email protected]

Miembro desde
10 Jul 2009
no entendi nada

_________________

Image
Image
Image
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

euzkal
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 23 Oct, 2010 - 11:19 AM

Sombra
682 posts


Sombra

Miembro desde
21 Feb 2010
Cuando se fueron Hannah y su "novia", Charsi se dió cuenta de que hacía rato que había terminado lo que tenía que hacer, pero que igual le seguía pegando al yunque porque estaba ansiosa. Y enojada. ¿A dónde se había metido el idiota de su novio?. Nunca estaba cuando ella lo necesitaba. Se acordó de que habían discutido, pero no sobre qué.

Ultimamente se pasaban la vida discutiendo. Ella lo quería, y no se imaginaba ya una vida sin él. Pero a veces era tan fastidioso. Y tan aburrido. Qué diferencia con Gheed. Charsi se pasaría dias y noches enteras escuchando a Gheed hablar sobre el mundo, la gente y las ciudades maravillosas que había conocido. Ella había conocido Lut Gholein, y había sufrido una gran desilusión. Recordaba la emoción que sintió aquella noche cuando tras un viaje agotador con la caravana de Warriv, tras coronar una duna gigantesca, aparecieron en la distancia las luces de la ciudad portuaria. Era como si el sol hubiese bajado a descansar. ¡Y el mar!. Bueno, al mar no lo había visto hasta el otro día, porque era de noche. Pero lo había oído, y lo había olido, y lo había sentido como una caricia helada que hizo aún más fría la gélida noche del desierto.

Aunque la ilusión duró poco. Lut Gholein era bonita, debía reconocerlo. Pero chiquita. Salvo el Palacio, al que por supuesto no pudo entrar, y el muelle ... el resto, puaj. Charsi se esperaba algo más parecido a Kurast. Entre tantas historias fascinantes que había saboreado escuchando a Gheed, nada le había impactado más que cuando Gheed le contó que para ir de donde él vivía a uno de los templos de Travincal, debía tomarse un waypoint. Y que en el camino quedaban dos waypoints más. ¡Era casi como ir del Monasterio al Cementerio!. ¡Y todo ciudad!.

En lo primero que pensó entonces, embargada por el entusiasmo, era en las herrerías trabajando en lo profundo de la noche, mientras las filas de carruajes elegantes esperaban reparación. Con tantas cosas para ver era obvio para ella que la gente de Kurast no dormía.

Volvió al presente, tiritando. ¿Dónde estaba ese maldito bárbaro?. Sentía un dolor en el pecho, y muchas ganas de llorar. La menstruación la ponía triste e hipersensible, como a la mayoría de mujeres que conocía. Pero no tanto. ¿Que le estaba pasando?. De repente, imágenes de un sueño que había tenido la noche anterior volvieron a su cabeza. Un sueño absurdo, como todos los sueños. Blaise había venido a la herrería a terminar de ponerse la armadura con la que se iba a casar. Estaba muy embarazada, y la armadura le molestaba. Charsi tomó un martillo y le empezó a dar unos golpes suaves en el vientre. Blaise se quejaba, y la armadura quedaba aún peor. Charsi golpeó con más fuerza. Ahí el sueño se volvía borroso. Le parecía recordar un grito desgarrador, pero no estaba segura.

Y entonces el sueño cambiaba. Ahora era ella quien estaba en una cama. Extremadamente débil y dolorida. Sentía su vientre y sus piernas muy mojadas, como si estuviese en una bañera. Con un tremendo esfuerzo levantaba su cabeza para mirar y comprobaba con horror que era sangre, su sangre, que fluía a borbotones. Buscaba con desesperación ayuda. Hattu, amor, me muero. Pero nadie respondía. Mamá, por favor, ayudame, mamá Akara, por favor ...





Crolunático, yo tampoco entiendo. Mi idea era hacer un diálogo trivial, un ejercicio a ver si podía. Pero ahora apareció ésto. Es como que algo quiere decirse, pero yo tampoco se qué es o a dónde conduce. Puede que haya terminado ahí, puede que no. Algo me dice que es una historia de vida. Ya maté a varios: Drus, Blood Raven, el marido de Atma, o mejor dicho, los mató el juego y yo elucubré unas historias verosímiles. Pero esas salían enteras. Esta no.

Sepan disculpar.

Un saludo.


Ultima edición por euzkal el 23 Oct, 2010 - 03:54 PM, editado 1 vez
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

puesi
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 23 Oct, 2010 - 02:20 PM

Rey Esqueleto
412 posts


Rey Esqueleto

Miembro desde
01 Jun 2010
Te lo han comentado antes y te lo comento ahora, escribes muy bien. El texto inicial, el diálogo, se me hace corto. Le falta un final menos costumbrista, aunque el tratamiento de los personajes es bueno y el conflicto esta bien presentado, faltan horas de ficción.

Ofreciendo un consejo que no seguí cuando me lo dieron, te diría que abras un post con varias respuestas tuyas en blanco que puedas ir ocupando. Con respecto a la forma narrativa es indiferente, solamente existen dos clases de escritores los que escriben en primera persona y los que lo hacen en tercera.

Un saludo.
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email  
Responder citando
 

Walburn
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 24 Oct, 2010 - 01:43 PM

Caballero de la Destrucción
1016 posts


Caballero de la Destrucción

Miembro desde
31 Mar 2004
Lo que parecía una historia simpática en la que el bárbaro era el personaje principal y Charsi la "villana", ahora ha dado un giro, ha perdido los aires de comedia romántica de la primera parte, y Charsi ha cogido todo el protagonismo.

Esa historia necesita continuación, ¿estará Charsi también encinta? ¿acaso el bárbaro no sabe que la tripa de cerdo vale para algo más que para hacer embutido? Aunque estaba con la menstruación así que eso no puede ser.

Quiero más xD

_________________
EST SULARUS OTH MITHAS
Image
Cuenta no ladder: *Walburn
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

euzkal
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 25 Oct, 2010 - 12:34 AM

Sombra
682 posts


Sombra

Miembro desde
21 Feb 2010
¿Mamá Akara?. Charsi se sorprendió. Pero inmediatamente un tropel de recuerdos vino en su ayuda. En los buenos tiempos de la Torre, cuando las rogues ascendían al cuarto piso, y todo un montón de misterios quedaba develado, era frecuente que aparecieran sueños que después se fijaban como fantasías diurnas. La mayoría soñaba con Kashya, la inalcanzable, la mujer de Blood Raven. Y disfrutaban muchísimo con Blood Raven, precisamente por eso. Por un momento, al menos, se sentían Kashya.

A Charsi nada de eso le había pasado. Desde el segundo piso tenía una amiga ... una amiga que murió defendiendo el Monasterio, pensó Charsi y se largó a llorar. ¿A dónde estás, bárbaro hijo de puta?. Moqueando, puso las manos sobre el fuego, y el frío se desvaneció. ¿Se habrá ido a Lut Gholein?. ¡Seguro!. Es lo que siempre hace. A emborracharse, y a pelear con ese tal Geglash, ¡otro borracho como él!. Y después viene todo amorotonado, mi Hattu hermoso, mi gordito tontín.

¡Qué cosa los hombres!. Tan tontos. Charsi estaba un tanto voluble esa noche, un poco más de lo acostumbrado, y lo acostumbrado era una dosis bastante respetable de volubilidad, que la caracterizaba, y que había convertido al bárbaro en un corderito perdido tratando de sostenerse a flote en un mar de confusión. Empezó a prepararse algo para comer. Si no viene mejor, hoy no tenía ganas. Al bárbaro le gustaba hacerlo en estos días, y a Charsi al principio no, le daba asco, pero después Hattu insistió, y ella cedió, y le gustó. ¡Todo me gusta con mi gordito tontín!. A propósito, ¿por qué le diría Hannah gordo, si no es gordo?. Nunca se le había ocurrido preguntárselo, pero ahora le asaltó la curiosidad. ¡Mañana le preguntaría a la Enana!.

Hannah se había ido convirtiendo paulatinamente en su mejor amiga. Siempre le había simpatizado. Sintió un poco de celos cuando el Bárbaro la contrató, por esas cosas que tenemos las mujeres, aunque sabía que con ella no corría ningún peligro. A Hannah le gustaba ella. Y mucho. La Enana había hecho lo imposible por volver a tener una relación con Charsi, y sobre todo desde que empezó a trabajar con el bárbaro. Y Charsi había estado a punto de ceder. Pero no. Con el bárbaro estaba bastante satisfecha. No era tan tontín el gordito tontín. El bárbaro le había contado, una noche que llegó borracho, que todo lo que sabía sobre eso se lo había enseñado la Amazona. Y en una sóla noche. Más bien, le había empezado a contar, pero enseguida se puso a llorar, y no pudo seguir. Charsi no había insistido, porque no le gustaba verlo llorar. Si él lloraba, ella también lloraba.

Por suerte, el bárbaro no era de llorar mucho. Más bien, nunca lloraba. Salvo esa noche. La que le había contado algo más era la Hechicera, esa mujer tan extraña. ¡Qué extraña era la gente!. ¡Y qué diferente!. Aunque a Charsi le costaba creerlo, tanto la Hechicera como el Nigromante no se bañaban nunca. Del nigromante, era fácil darse cuenta. Era casi imposible estar en su cercanía. El único que se había acostumbrado era el moro anterior, al que despidió hace un tiempo. Este nuevo que tiene ahora, usa unos tapones para la nariz que le vendió Gheed. Y parece que le dan buen resultado. ¡Otra cosa que tenía que hacer mañana!. Pedirle a Gheed uno de esos tapones para cuando el nigromante venga al Campamento.

En la medida que se le ocurrían cosas interesantes para hacer al día siguiente, Charsi se iba animando. Terminó de cocinar, y se le pasó por la cabeza ir a comer a la carpa de Hannah. Pero mejor no, deben estar ocupadas. Además ella estaba cansada. Es que estaba trabajando mucho. La demanda de armas había crecido, y el Horadric Malus no daba abasto.

Se puso a comer al calor de la fragua. La noche estaba fresca, pero estrellada. Dejó el plato y se apartó de la luz para calcular la hora. Haría dos que había anochecido. El bárbaro, a estas alturas, ya estaría borracho. Charsi se sentía ahora en paz. Estaba cansada pero no tenía sueño. Volvió a sentarse y siguió comiendo maquinalmente. ¿En qué estaba pensando?. Ah, en lo mugriento que era el nigromante. La Hechicera, en cambio, estaba siempre perfumada. ¿Cómo podía ser?. Sin dudas que tenía algunos ungúentos muy eficaces; sería bueno pedirle unos para alguna ocasión apurada. Pero no le iba a dar. Era una mujer tan rara. Charsi no se podía convencer de que la Hechicera fuera virgen. Se lo había dicho la Amazona un día que se habían peleado. Hasta entonces Charsi pensaba que eran amantes, pero no, evidentemente no.

Lo que Charsi menos entendía era por qué si era virgen demostraba tanto interés por sus pechos. Cada vez que la Hechicera venía estaba todo el tiempo con su vista clavada en sus pechos. Y a diferencia de los hombres, no hacía nada por disimularlo. En ocasiones, cuando hacía calor, Charsi se sacaba la remera, bien alevosa. Si quería mirar que mire. La hechicera siempre daba un respingo, y su mirada se hacía más fija y concentrada. Charsi se volvía a colocar su delantal de cuero sobre la piel desnuda, y seguía trabajando, procurando que la Hechicera tuviese una vista generosa de sus pechos bamboleando al ritmo del martillo. Y al poco rato Charsi estaba excitadísima, y la hechicera impávida. Miraba y miraba, y nada más.

¿Cómo podía haber alguien virgen?. Era difícil de creer. Bueno, salvo Gheed y los hombres como Gheed, pero porque ellos no pueden. ¿Cómo van a poder?. Charsi se imaginó a dos hombres rebotando y se atragantó con la comida. No podía parar de reirse. ¿Lo harán por el ombligo?. Tuvo que dejar de comer porque sino iba a vomitar de risa. Eso también le tendría que preguntar a Gheed, pero no, no se iba a animar. Si Gheed que era tan hablador no le había dicho, sus razones tendría.






A ver, Puesi. ¿Qué te parece esta muestra de primera y tercera mezcladas?. En cuanto a hacer lo que hizo Fedenet, no, porque él, tanto como Blackelf cuando escribió la Saga, tienen un plan, que es lo que permite escribir una novela. Esto sale a los tirones. Es algo tan voluble como Charsi.

Un saludo.
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

uge
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 25 Oct, 2010 - 11:55 AM

Caballero de la Destrucción
1097 posts


Caballero de la Destrucción

Miembro desde
21 May 2009
- Aliza, debo de estar realmente enamorada de él...
- ¿Y eso? No te entiendo, ¿qué quieres decir con debo?
- Pues que estoy hecha un lío.
- ¿Ya estamos otra vez? De verdad que a veces me desesperas... - La joven arpía se gira ligeramente hacia su amiga, como para captar más su atención, como preparándose para decir algo importante.
- Mira Blaise, eres mi mejor amiga, nos conocemos desde el primer día que ingresamos en la orden, pero te juro que a veces me entran ganas de darte una bofetada. ¿¡Por qué tienes que darle tantas vueltas a las cosas!? No entiendo esa necesidad de complicarte la vida analizándolo todo mil veces.
- ... - Blaise, sentada junto a su amiga, tiene la mirada perdida en algún punto lejano e indeterminado, pero ahora baja la mirada hacia el suelo.
- ¿No crees que eres afortunada? ¿No crees que cualquiera de nuestras compañeras se cambiaría por ti sin dudarlo un instante?
- Bueno, eso no es lo que algunas me hacen creer...
- ¡Blaise por favor! ¿De quién me estás hablando? ¿De Gwinni y su hatajo de cuatreras? Pura envidia es lo que les corroe a ésas, menudas son...
- ...
- Mira, has encontrado un marido que te ama, te cuida y te protege. Un auténtico paladín, un guerrero que hace honor a su nombre. Un hombre fiel e íntegro, no como esa sabandija de Gheed, que vendería a su madre por un saco de monedas. Tuviste la fortuna de ser la escogida para servirle y acompañarle en su misión, y eso te permitió abrir de par en par las puertas de su corazón.
- Sabes perfectamente que no era ése mi propósito cuando acepté servirle como mercenaria.
- ¡Claro que no! ¿Cómo iba Blaise, la arpía más "responsable y profesional" del campamento, a dejarse llevar por esas consideraciones tan mundanas?
- ... - El tono jocoso de su amiga no le gusta, nunca le ha gustado, le hace sentirse mal. Como si ella no comprendiera o valorara sus ideales. La razón por la que lucha cada día por ser mejor persona... pero en el fondo sabe que sí los comprende y que, a falta de compartirlos, los respeta y hasta admira un poco.

- Pero eso es exactamente lo que pasó, y lo sabes muy bien, porque fue un proceso recíproco. Te enamoraste de él como una niña, como no podía ser de otra forma, para qué vamos a engañarnos, ¡si estáis hechos el uno para el otro!
Blaise, se sonroja de un golpe y rápidamente intenta protestar, pero no se le ocurre nada que decir.

- ¡Qué mayor prueba de vuestro mutuo amor que haberos casado y estar esperando un hijo!
- Pero si no dudo de nuestro amor.
- Ya lo sé, déjame terminar, lo que quiero decir es que todo marcha de maravilla en tu vida. Reconoce que apenas podías haber soñado con algo mejor. Te conozco un poquito y sé bien que ese hombre va a hacerte feliz. ¿Y ahora me vienes con que estás hecha un lío?
En contraste con la quietud de Blaise durante toda la conversación, su amiga no ha parado de gesticular, aunque lo haya hecho de forma comedida para no atraer la atención de nadie pues, aunque sentadas en el banco a orillas del río, se encuentran dentro del campamento.

- Estoy hecha un lío porque, aunque le ame con todo mi corazón y me sienta inmensamente feliz por estar esperando un hijo suyo, siento que de alguna forma no he estado a la altura de mi responsabilidad como arpía, tanto para con él como para con Akara y nuestra orden.
- ... - Ahora es Aliza quien se queda callada, pero es de puro asombro por lo que acaba de decir su amiga. Tiene los ojos muy abiertos y la mira fijamente, como si no pudiera creer lo que acaba de oir.

- No me mires así, por favor, sé que te sonará absurdo pero teníamos una misión. ¡Al menos él la tenía, y yo fuí contratada para acompañarle y ayudarle a salvar al mundo, no para recluirle en este campamento perdido en la espesura y llenarle de responsabilidades que no tenía previstas!
Aliza sigue anonadada, pero poco a poco su gesto va cambiando. Con una lenta mueca va cerrando su boca hasta dibujar una extraña sonrisa, sin dejar de mirar fijamente a su compañera.
- Tú estás tonta, cariño. Ahora mismo te voy a llevar a Akara para que te eche un vistazo porque lo tuyo no es normal. Teníamos una misión dice la mamarracha... ¡responsabilidades que no tenía previstas! Jajaja...

Blaise frunce los ceños y, mientras se coloca el cabello tras la oreja con la mano izquierda, pone esa cara contrariada que tanto le gusta al paladín, porque en el fondo sabe que su amiga tiene razón, o al menos quiere creerlo con toda su alma. Más que nada en el mundo, teme defraudar a su marido, a la luz que ilumina su vida. A esa figura que encarna todos y cada uno de sus ideales, y que al mismo tiempo se muestra tan tierno con ella, a pesar de su exagerada timidez... Al hombre que llegó por sorpresa para darle sentido a su vida.

Saludos!
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

euzkal
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 26 Oct, 2010 - 08:54 AM

Sombra
682 posts


Sombra

Miembro desde
21 Feb 2010
Al fin Charsi se fue a acostar. El bárbaro ya no vendría. Una lástima, porque se sentía un poquito mimosa. Se volvió a acordar del sueño. Mientras que todas las demás arpías se hacían la cabeza con Kashya, ella había fantaseado con Akara. Y como en aquella época era muy decidida y se consideraba irresistible, lo había intentado. Aunque se moría de vergüenza, creó una situación propicia con la jefa y se le insinuó. Pero Akara se mantuvo imperturbable, dejando trasuntar sólo un fugaz atisbo de desaprobación. Más que la Hermandad del Ojo Ciego, nuestra cofradía debería llamarse la Hermandad de la Vista Gorda, pensó Charsi, y se sintió muy ingeniosa.

Abrazada a la almohada, comenzó a adormecerse. Otra vez sola. Mañana el bárbaro iba a saber lo que es bueno. Se la cobraría con sangre.

Mientras tanto el bárbaro, no tenía tiempo para pensar en el cruel día que el destino le tenía reservado. Le había puesto un exceso de pimienta a su cross de derecha, y Geglash se había muerto. Al menos eso pensaban dos terceras partes de la Taberna, mientras que el resto, más optimista, trataban con esfuerzos vanos más que de reanimarlo, de resucitarlo.

El bárbaro era el único que permanecía sentado. Aunque la taberna estaba atestada de gente, en torno a su mesa se mantenía un amplio círculo vacío, en parte por temor, en parte por desprecio. Algunos hombres lo miraban, tratando de encontrar la manera de arrestarlo por el homicidio. El bárbaro levantaba su copa y los saludaba con una sonrisa. Cuando percibía que alguna mujer lo miraba, el bárbaro se metía un dedo en la boca, se tocaba una muela que el Viejo le había aflojado, y sacaba el dedo ensangrentado. Ante la mirada de horror de la mujer, el bárbaro le mostraba el dedo, y hacía un gesto con la cabeza en dirección a donde se encontraba el cadáver de Geglash. Era su manera de informarle que el buen Viejo también pegaba fuerte.

Consideró por un momento si no sería conveniente adoptar un aire más acorde con el clima de drama que se vivía en la taberna. Pero deshechó al instante la idea. Estaba muy contento, porque el alcohol lo ponía contento. Pero había sido un día terrible. La guerra se estaba complicando; los enemigos se habían reforzado de una manera notable. La Asesina trabada con las Larvas; el Druida, en el Palacio; y hoy al Paladín le habían pegado una soberana paliza en el Santuario Arcano, similar a la que él sufrió en los Túneles de la Ciudad Perdida. ¿Qué estaba pasando?. ¿Tendría alguna relación con esa cuestión del /players X, que después de mucho tiempo de investigar por el lado equivocado, habían logrado desentrañar?.

El Nigromante les había informado en una reunión apurada del grupo, sobre las noticias que llegaban de Kurast. Ante el nuevo rumbo de los acontecimientos, parece que se había iniciado una suerte de negociación entre Mephisto y la Resistencia del Puerto. La Prensa aliada hablaba de un Tratado de Paz, Amistad y Reconciliación entre kurastíes. La Prensa enemiga, con el exitismo que la caracteriza, titulaba Rendición Incondicional. Mephisto había enviado un ultimatum con tres puntos:

1. Renuncia definitiva por parte de los rebeldes, a intentar recuperar la ciudad.
2. La selva quedaba en manos de sus legítimos dueños.
3. Los rebeldes se comprometían a desalojar en un tiempo razonable las instalaciones del puerto.

Mephisto, por su parte, ofrecía su palabra de respetar la vida de la población civil que aún quedaba. Por supuesto, los cabecillas debían marchar al exilio; cualquiera que fuera encontrado en el puerto tras cumplirse el plazo razonable, sería ejecutado sumariamente. Los rebeldes habían elaborado tres proyectos de respuesta: el de Alkor y el de Hratli diferían en poco, aceptaban todo el paquete, pero con una estimación un tanto distinta de la cuestión del plazo razonable. Sometidas a votación, ganó la respuesta de Ormuz, que como era lógico, era mucho más confusa. Como parecía dejar una puerta abierta a alguna esperanza, Asheara y sus Lobos la apoyaron decididamente. Cuando el emisario la llevó a Mephisto, éste se puso furioso. Tachó lo de "respetar la vida" y la sustituyó con "no matar". Y además redujo a la mitad el plazo para desalojar el puerto.

Por otra parte, fuentes del Vaticano, habían desmentido categóricamente que la Fortaleza del Pandemonium hubiera sido declarada "territorio neutral" por Halbu y Jamella. Aunque el último periodista que había hablado con el lugar - las comunicaciones estaban muy difíciles por esos días - ponía en duda esa desmentida oficial. Por un lado, porque había podido sostener una extensa charla con Halbu, algo impensable en situaciones normales, pero sobre todo porque al final de la comunicación escuchó la voz jubilosa de Jamella que hablaba del fin de la esclavitud. Todo muy extraño.

Lo que sí se sabía positivamente, era que una Cámara de Apelación del Cañon de los Magos, había resuelto cambiar la sentencia de Tyrael. Lo que era en primera instancia "cadena perpetua" había devenido "reclusión perpetua".

Al bárbaro tanta terminólogía jurídica y diplomática le hacía doler la cabeza. Y eso que éstos no conocen a Charsi, pensó. ¡Ese sí que es un problema!. La alegría se le esfumó, y decidió retomar las cartas en el asunto Geglash. El Viejo debe tener la lengua seca, se le ocurrió de repente. Destapó una botella y se paró de golpe. A propósito y para aumentar la atención sobre él, golpeó el vaso con la botella, y lo hizo añicos. Y se dirigió tranquilamente hacia el grupo resucitador. Todos se apartaban prudentes a su paso; cuando el bárbaro estaba serio, era atemorizante; cuando sonreía con esa mueca sarcástica, era aterrador. Apartó de mala manera a los que estaban inclinados sobre Geglash, le abrió la boca, y le puso el pico hasta la garganta. Para sorpresa de todos, Geglash se ahogó y tosió. Con un gesto de infinita ternura el bárbaro le levantó la cabeza, y volvió a introducirle la botella en la boca. En tres o cuatro larguísimos sorbos, el Viejo la vació. El bárbaro observó que los ojos seguían en blanco. ¿Estaría muerto?. Con un mínimo esfuerzo lo levantó con su brazo izquierdo y se lo echó al hombro; mientras se dirigía a la puerta, pidió cuatro botellas más, que presurosas un par de mozas le trajeron.

Y se dirigió hacia el muelle cantando a los gritos una festiva canción marinera, sin que nadie se animase a seguirlo. Si lograba recuperarlo, bien; y si no lo tiraba al agua y decía que se había ahogado. El bárbaro tenía algunos recursos simples para situaciones comprometidas, pero que siempre le producían buenos resultados. Lo que sí, te voy a extrañar, Viejo, pensó el bárbaro, y aumentó el volúmen de su canción.



---------------------------------------------


Consideraba que con ésto había encontrado un final para esta pequeña historia. Geglash por supuesto se recompuso, y el amanecer los encontró a ambos saludando al sol a voz en cuello. Como podrán apreciar la situación en el universo de mi juego se ha vuelto muy complicada. Y me voy a tener que ocupar de eso en el juego. Pero dado que el amigo Uge me ha sorprendido muy gratamente, surgió ésto:






Akara estaba muy angustiada. Las noticias de los últimos días eran cada vez peores. Todo parecía derrumbarse. Hasta la unica "buena" noticia, era motivo de grave preocupación. Un emisario de Bishibosh había llegado para reiterar que el Campamento estaba seguro. Cuando Akara lo escuchó suspiró. Aunque ellas ya no eran tan importantes, al menos saber eso, era un problema menos. Más tiempo para ocuparse de los gravísimos problemas en los demás frentes de guerra. Pero no se esperaba lo siguiente. El emisario aguardó en posición humilde a que Akara volviera a prestarle atención. Cuando lo creyó oportuno agregó: El Viejo Jefe dice: Andariel mira al Este.

Y Akara sintió que sus piernas dejaban de sostenerla.

Con la situación de Kurast prácticamente definida como derrota, el enemigo se aprestaba a atacar Lut Gholein. Es decir, era una ofensiva en todos los frentes. Ni más ni menos. Akara siempre supo que la guerra se podía perder. Era una líder extremadamente pragmática. Pero también siempre había confiado en ganarla. Por primera vez, un pensamiento la torturó con saña: no hay manera. Pero inmediatamente se maldijo a sí misma por haberlo tenido, y volvió a la acción.

Despidió cortesmente al emisario de Bishibosh, y mandó a llamar a Gheed para que informe inmediatamente a Jerhyn de la novedad. Y se sentó tomando su cabeza entre sus manos para tratar de pensar.

En eso estaba cuando una arpía jovencita vino a informarle que el Señor Paladín, como todo el mundo le decía, quería hablar con ella. Akara se sorprendió; hasta ahora siempre había sido el Nigromante el que coordinaba con ella en representación del grupo, y en algunas raras ocasiones, la Hechicera. Pero nunca el Paladín. ¿Qué más andará mal?. Se volvió a maldecir: el pesimismo estaba horadando sus aceitadas defensas. Furiosa consigo misma, no pudo evitar dirigirse de mal modo a la niña que esperaba. ¡Dile que venga!.

Cuando el Paladín se presentó, Akara no pudo creer lo que veía. ¡¿Qué le pasa a este hombre?!. El Paladín parecía enfermo, MUY enfermo. Su rostro moreno había perdido el color, sus pómulos sobresalientes indicaban un adelgazamiento acelerado, y sus ojeras asustaban. Su semblante era un retrato de terror, desconcierto, y culpa, exactamente en ese orden. Y lo más notable: estaba llorando. Y ésto era muy asombroso. Hay hombres como el Nigromante o el Paladín, que nunca lloran; y no sólo hombres, la propia Akara nunca había llorado en su vida, al menos que ella recuerde. Por lo tanto el Paladín no estaba llorando en un sentido normal, era algo estrictamente fisiológico lo que le ocurría. Akara cerró sus ojos. No sabía lo que iba a escuchar, pero sabía que no quería escuchar. Como no podía cerrar sus oídos, cerró lo que pudo cerrar. Y esperó.

Con un hilo de voz entrecortada y agonizante, el Paladín habló.

- Blaise está embarazada.


Akara apretó aún más los ojos.



------------------------------------------------


Yo no traje esta idea a la historia. La trajo Uge. El sueño de Charsi tenía netamente que ver con ésto, pero era un sueño. Probablemente Charsi, con esa intuición que caracteriza a las mujeres vió algo en Blaise que después la llevó a tener el sueño que tuvo. En ese sueño, como pueden apreciar, la embarazada era Blaise, y la que abortaba era Charsi.

Ahora empezamos a entender. ¿Cuál es el problema aquí?. El problema es ... que en un mundo guerrero como Santuario ESO NO DEBE ocurrir. Piensen ésto: todos ustedes han jugado con algunos de los personajes femeninos del juego. ¿Qué pasaría si cuando están con su guerrera, digamos, en Kurast Pesadilla, se les embaraza?. ¿Se entiende?. Probablemente la mayoría de ustedes nunca había pensado en esta cuestión. Los que sí la habían pensado, porque obviamente no les quedaba otra que pensarlo y pensarlo bien, son los que crearon estas organizaciones de mujeres guerreras en un mundo que vive en guerra, y en el que combaten por igual hombres y mujeres.

Con los hombres no hay problemas. La mayoría de los moros, por ejemplo, tienen mujer e hijos en su tierra; los bárbaros, por su parte, tienen una manera diferente como escribí en la historia de Drus. Sus mujeres tienen hijos, de los que habitualmente no conocen con seguridad quién fue el padre. Son hijos propios pero a la vez hijos de la comunidad. Los Lobos son otra cosa, más rara, de la que más adelante voy a hablar, pero llegado el caso también tienen hijos con alguna civil de Kurast o de donde sea. Eso sí, mientras sus hijos crecen en el vientre de sus madres, todos ellos combaten. Nada les impide cumplir con su función esencial de guerreros.

Con las mujeres, sencillamente, no pasa lo mismo. No significa ésto que las mujeres guerreras de Santuario no sean madres. Toda aquella que lo desee y pueda tendrá sus hijos. Pero DESPUÉS que termine la etapa de su vida en la cual su función esencial es ser guerrera.

Lo digo con todas las letras, porque el tema se ha vuelto muy interesante: para una mujer guerrera quedar embarazada es traición. Traición a su pueblo, traición a su cofradía, traición a sus compañeros y compañeras, y traición a su propio ser. Nadie las obliga a ser guerreras.

Esto lo sabe Blaise, y lo tiene que saber Aliza, a la cual no conozco pero también vive en Santuario. En el diálogo que Uge escribió, nada indica que no lo sepan. Quizás el que no lo sabía era Uge cuando lo escribió, pero ahora lo sabe. Y de ahora en más Blaise corre por tu cuenta Uge. Sólo digo algo más: como en Santuario las mujeres guerreras son normales, es decir tienen sexualidad y son fértiles, un accidente puede ocurrir. Para minimizar la probabilidad de que ocurra existe todo un dispositivo, más o menos heterogeneo en las distintas organizaciones. No es exactamente lo mismo lo que hacen las Asesinas, que lo que hacen las Hechiceras, o las Amazonas, o las Arpías. Es decir, varía lo que hacen para prevenir.

Ahora, cuando el accidente ocurre, TODAS hacen lo mismo. Que es lo único que se puede y se debe hacer en esas circunstancias. Su deber es no faltar un segundo en la primera línea de batalla. Son combatientes.

Y Blaise lo sabe. Y Charsi lo sabe - por eso tuvo el sueño que tuvo. Y todo el mundo en Santuario lo sabe.

Entonces, me repito, ¿cuál es el problema?. Vean cuál es el problema que tiene Blaise en el escrito de Uge, y si quieren en el final de lo que yo escribí.


El problema es el Paladín.





Agrego algo. Es una de las primeras historias breves que escribí. En ese entonces fue considerada pornográfica. Estoy convencido de que ahora no. Es, sencillamente, y entre otras cosas, cómo solucionaron su problema las Asesinas.


Error de cálculo.

Las Asesinas, como el nigromante con su necrofilia - usan la sexualidad casi como si fuera fisiológica. Es un medio para mantenerse sanos y concentrados en sus oficios, que son lo que verdaderamente les interesa. Dos Asesinas se encuentran, se miran y se saben necesitadas. Sin vacilar pasan a la acción. Una da y otra recibe. Capa de sombras, rafaga de velocidad, garra o lengua, un orgasmo inexorable que las derrite y las vuelve totalmente indefensas, y un dispositivo automático de fade que las vuelve completamente invisibles hasta que se recuperan. Parece que es ésto lo que le pasó a Natalya. Llegó al dock una asesina muy experta que venía con muchas ganas de dar. Natalya, que estaba muy aburrida, decidio ofrecerse más que por ganas, por satisfacer a la otra. No sabía lo que le esperaba. La cuestión es que entró en un fade del que todavía no pudo salir. Sigue estando ahí, sólo que nosotros no la podemos ver.

Los que si pueden verlas son los Ormuz - los Ormuz todos se llaman Ormuz, son varios y son uno. Como ustedes habrán notado, los Ormuz tienen parte de su cabeza en otra dimensión. Y desde esa dimensión pueden ver a las Asesinas en su estado de desvalimiento. "Tú no ver pero ella allí estar", como le explicó el Ormuz del dock a la arquera del paladín, que le cae muy simpática.Y fue entonces que entendimos por qué las Asesinas se ocupan de los Ormuz tanto o más que de los Mephistos.

Resulta que hace un tiempo se les ocurrió a las asesinas la infausta idea de contratar a unos druidas para que usaran los cuervos con los Ormuz. Eran cuervos de 20 puntos, unas máquinas de picar. Y como era de esperar fueron muy eficaces. Pero, ¡ay!, en la dimensión equivocada. Un tendal de Ormuz quedaron ciegos o tuertos. Y desde entonces, como en esa otra dimensión no hay mucho para ver, se dedican a buscar asesinas postorgásmicas para escaparle al tedio. Lo que era una mirada indiferente se convirtió en un voyeurismo forzado. Y además, como los Ormuz son varios y son uno, lo que ve uno lo ven todos. Si cuando le llevan el Gibddin, por ejemplo, les pasa que Ormuz se queda un rato sin hacer nada antes de darles el anillo, ya sabemos a qué se debe: en algún lado, alguna asesina, acaba de acabar.

Sin dudas fue para las asesinas un gravísimo error de cálculo. O como se dice, un tiro por la culata.




Un saludo.
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

uge
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 26 Oct, 2010 - 12:19 PM

Caballero de la Destrucción
1097 posts


Caballero de la Destrucción

Miembro desde
21 May 2009
Jajaja... excelente este último relato! Con respecto al campamento, no creo que las cosas tengan que ser necesariamente tan monocromáticas, pero tras leer tu relato-advertencia se me ha ocurrido una continuación que creo razonable para el mundo de Santuario. No te preocupes Euzkal, que Blaise está en buenas manos... Wink

Y esperamos con ganas la explicación de la particular sexualidad (o estructuración socio-sexual?) de los lobos, que intuyo es descaradamente misocéntrica... y cuando digo eso también quiero decir dictatorial, te parece que ando muy equivocado? Razz
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

euzkal
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 26 Oct, 2010 - 03:09 PM

Sombra
682 posts


Sombra

Miembro desde
21 Feb 2010
Estás en lo cierto, Uge. Cuento ésto y después seguimos con la otra historia tan trágica.


En un principio me imaginé que el tema de los Lobos sería impublicable. Pero no. La cuestión es simple. Los Lobos son una organización de mercenarios que fundó, o que heredó, Asheara - ésto no esta muy claro, pero no importa. Y Asheara, como todos habrán observado, es una mujer muy particular. Heterosexual, a nivel de elección de objeto - jamás tendría una relación sexual con una mujer -, es totalmente masculina en cuanto a su identificación yoica. En base a pesas y a las pociones
que le compra a Alkor ("Oh, Asheara's a good customer. She buys a potion of manliness from me every week", nos dice éste más o menos cuando andamos buscando el Libro Negro) se ha construido un cuerpo de varón. Y lo que no puede construir por esos medios, bueno, en Santuario se perdió la capacidad de hacer waypoints, pero no la de hacer cinturones de todo tipo. Asheara tiene una variada colección.

Ser Lobo no es para cualquiera. Asheara no admite homosexuales en su organización, acostarse con ella forma parte de la profesión de Lobo, es un requisito ineludible. El problema es que ella es muy generosa; le gusta retribuir lo que recibe, sin excepciones. A algunos Lobos les gusta Asheara tal cual es; otros preferirían que fuera más limitadamente femenina; y otros, como el pobre desgraciado que contrató mi arquera, se las bancan porque quieren combatir y necesitan la paga para vivir. El hubiera preferido nacer moro o bárbaro, pero no tuvo tanta suerte.

De cualquier manera se entiende que se llamen Lobos ... de Hierro. Cool


Un saludo.
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

Walburn
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 31 Oct, 2010 - 02:29 PM

Caballero de la Destrucción
1016 posts


Caballero de la Destrucción

Miembro desde
31 Mar 2004
Buen aporte de Uge, otro frente abierto, veamos como acaba la historia de Blaise y su embarazo, la de Charsi y su bárbaro parece cerrada, aunque eché en falta el reencuentro de ambos, prometía escena de cama o duelo en el círculo de la muerte, aunque bien mirado los finales abiertos también tienen su encanto.

Euzkal, no hace falta que te lo diga, pero como leo que tus héroes están pasando apuros en algunas fases de la aventura, no dudes en abrir los threads o mandar los mps que sean necesarios para encontrar soluciones, para tus personajes sería como que les está aconsejando Deckard Caín, pero sin que éste se vaya por las ramas.

Up the Iron...Wolves xD

_________________
EST SULARUS OTH MITHAS
Image
Cuenta no ladder: *Walburn
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

uge
Asunto:   MensajePublicado: 01 Nov, 2010 - 03:34 PM

Caballero de la Destrucción
1097 posts


Caballero de la Destrucción

Miembro desde
21 May 2009
Primera parte:

- Gracias por acudir a mi llamada compañeros, y bienvenidos una vez más a nuestro campamento.

- Siempre es un placer verte, querida Akara, me alegra comprobar que tu frente sigue no sólo en pie sino con mejor salud que nunca. Quizá tengas razón y debamos cambiar el lugar de nuestras futuras reuniones. Por las noticias que nos haces llegar, parece que mi árida ciudad tiene los días contados...

- A Ormus lo mismo le da el campamento de las arpías que el harén de Luth Golein. Mientras el anfitrión pueda garantizar su seguridad, Ormus acudirá allí donde se le solicite. Ormus también agradece la acogida de Akara, pues la situación en Kurast es negra como las aguas de sus viejas cloacas.

- Bien, el tiempo apremia así que no me andaré con más rodeos. La razón por la que he decidido convocaros en el campamento no es por que sea en estos momentos el lugar más seguro, aunque lo parezca, sino con la esperanza de burlar a Andariel.

A pesar de la casi completa oscuridad que rodea a los cuatro protagonistas de este cónclave secreto, se puede llegar a leer la sorpresa en los sombríos rostros de los tres magos que acompañan a Akara.

- Estoy convencida de que Andariel trata de engañarnos. No dudo de la palabra de nuestro aliado Bishibosh, pero hay algo que no me cuadra. Ahora que, según las nuevas que traéis, nuestras resistencias en el este pasan por su peor momento, parece lógico que nuestros enemigos traten de concentrar sus energías en afianzar definitivamente su posición en alguno de sus frentes.
Pero si analizamos bien la situación, las cosas no están tan claras: Kurast cayó hace tiempo, y la débil resistencia del muelle no supone una seria amenaza para Mefisto, al menos a medio plazo.

En ese momento la mirada de Akara se dirige hacia la hechicera. Ésta, pese a la clara invitación de la jefa de las arpías para intervenir, decide continuar en silencio. Akara tenía razón, incluso si ellos lograban superar a las fuerzas de Duriel en el desierto y reagruparse en Kurast, cosa harto improbable a corto plazo, antes de suponer algún tipo de amenaza para Mefisto tendrían que atravesar la jungla.
Así que se limitó a hacerle un discreto signo para que la sacerdotisa siguiera con su exposición.

- Respecto a Luth Golein, la situación no puede ser tan mala como quieres hacernos creer, honorable Drognan. Las defensas de la ciudad son fuertes y están intactas. Aunque las fuerzas enemigas lograran organizarse mejor y sitiar la ciudad, seguiríais teniendo acceso libre desde el puerto y, por lo que tengo entendido, Radament ha sido derrotado por el grupo de la hechicera.

De nuevo una breve mirada en dirección a la hechicera y de nuevo un signo casi imperceptible de ésta como única y suficiente respuesta.

- A pesar de la reciente ayuda que el grupo de héroes nos prestó a su paso por el campamento, nosotras no hemos logrado aún recuperar por completo el monasterio. Kashia insiste en que somos demasiado pocas para poder asegurar su protección, por lo que actualmente apenas conseguimos impedir una nueva proliferación de las fuerzas de Andariel.
En tal situación, no parece lógico que ella se arriesgue a perder su posición al frente del monasterio para movilizar sus fuerzas, cruzar el desierto y reforzar el asedio de Luth Golein. Andariel sabe perfectamente que es cuestión de tiempo que la balanza vuelva a inclinarse de su lado en nuestro frente, pero a condición de no cometer errores tan graves como ése.

- Pero qué tiene que ver tu teoría con la elección del lugar de esta reunión?

- Pues que además he llegado a la conclusión de que hay un espía en mi campamento, alguien que informa de todo lo que ocurre al enemigo. Hasta ahora no he conseguido desenmascararle, así que tengo que actuar en consecuencia. Organizando la reunión aquí, estoy haciéndole creer a Andariel que estoy convencida de que el campamento está a salvo.

- Y de rebote consigues que el espía no se sienta amenazado, siempre y cuando no consiga escuchar lo que estamos discutiendo claro... tan inteligente como siempre Akara, me dejas admirado!

- En efecto Drognan, pero como compañeros magos que sois estoy segura de que habéis podido "sentir" la protección de que disfrutamos en estos momentos.

- Así es noble bruja, dentro de esta carpa incluso Ormus tiene dificultad para comunicarse consigo mismo. Ni siquiera veo con claridad el musgo de las baldosas de Kurast bajo mis pies... qué extraño!

Entonces rompió su silencio la hechicera que, dirigiéndose a Akara, dijo:

- Bien, tu teoría parece razonable, pero qué esperas de nosotros entonces? levantar la moral de las fuerzas que luchamos en el este al saber que no es cierto que Andariel vaya a echársenos encima?

- No sólo eso, querida amiga, tengo una petición para vosotros, y otra en particular para ti, pero esa última podemos discutirla más tarde. Respeto la independencia de vuestro grupo de héroes y por tanto aceptaré que ignores las explicaciones que acabo de daros, pero si no es así, esperaré de vosotros que os reagrupéis lo antes posible en Kurast para evitar la caída definitiva de la ciudad en manos del enemigo.

- Muy propio de ti Akara sugerir la ayuda para el prójimo cuando si lo que dices es cierto también vosotras las arpías estáis en una situación bastante más precaria que nosotros en Luth Golein!

- Cierto, espero un ataque por sorpresa de Andariel contra el campamento en los próximos días, pero también tengo poderosas razones para preferir que el grupo de héroes, cuya contribución en la guerra contra los tres hermanos está siendo tan importante, se concentre ahora en el este, lejos de nosotras. Y estas razones, querido Drognan, tienen que ver con la charla que espero tener con la hechicera tras esta reunión...

Ormus, como sumido en su interior, no parece reaccionar ante la indirecta de Akara, pero Drognan ha comprendido perfectamente: la reunión ha terminado, cada uno debe volver ahora a su frente de batalla sin demora y asimilar la nueva situación, que cada vez parece más desesperada.

Y una vez más, como tras cada nuevo encuentro con Akara, Drognan no puede evitar sentirse vacío. No acaba de entender qué es lo que le ocurre. Él, que antaño fue un mago poderoso, que sigue siendo alguien prominente y respetado en Santuario y que tiene la experiencia acumulada de toda una vida, es posible que esté enamorado? Pero no, no es eso lo que siente... es como si ella le robara la energía cuando están juntos. Pero cómo puede ser aquello?, se pregunta, acaso no ha demostrado la sacerdotisa su bondad y rectitud a lo largo de todos sus largos años de servicio al frente de la hermandad del este?

Saludos!
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

Ragnor_Runesword
Asunto:   MensajePublicado: 01 Nov, 2010 - 08:36 PM

Antiguo moderador
2794 posts


<b>Antiguo moderador</b>

Cuentas
... pero no conmigo.

Miembro desde
07 Jun 2003
¿No hay nadie que pueda mover este tema a un sitio más adecuado?; el foro de Actividades o hasta el Off-Topic serían más apropiados que este.

Ved que han pasado más de 10 días y esto sigue en el foro del juego sin estar directamente relacionado; más bien son comentarios libres e inspirados en él, pero del juego en si hay poco.

_________________
Image
Las cosas como me gustan:
-El Necro luchando;
-Las chicas, siendo chicas;
-El Paladín... (¿No interrumpo?)...
-... y el Bárbaro ¡¡¡Bien Muerto!!!
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor  
Responder citando
 

euzkal
Asunto: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 02 Nov, 2010 - 11:04 AM

Sombra
682 posts


Sombra

Miembro desde
21 Feb 2010
Ragnor_Runesword escribió:
¿No hay nadie que pueda mover este tema a un sitio más adecuado?; el foro de Actividades o hasta el Off-Topic serían más apropiados que este.



Me parece bien. ¿Se lo puede trasladar a Actividades, y seguimos ahí?.


Un saludo.



http://img801.imageshack.us/img801/4889 ... t018qf.jpg


Una foto que quizás ayude a comprender algo de lo relatado al comienzo de esta historia. Como se puede apreciar, detrás de la columna, se esboza la figura de un bárbaro muy bien vestido - Rey Inmortal casi completo + armadura dorada muy bella en lugar de la que le falta. Su función en la escena es aportarle el aura a Hannah, quien no aparece en la foto pero está debajo del recuadro con su imagen, trabajando en silencio para acabar con esa Fire Tower tan poderosa.

Al bárbaro le hubiese gustado salir de cuerpo entero, dado que es el "protagonista" de la película, pero no puede, porque si se desplaza unos centímetros hacia su izquierda para saludarnos, un par de esas bolas amarillas interrumpirían rápidamente la labor de su arpía.

Un saludo.




Otra cosa. Aquí se puede apreciar el trabajo colectivo que caracteriza a un Foro. ¿Qué sería de nosotros, en este caso Uge y yo, que en unas diez horas ociosas escribimos un fragmento de estas tontas historias, si no fuese por el generoso aporte de estos compañeros esclarecidos que dilapidan cinco segundos de su valioso tiempo para animarnos con esos comentarios tipo "Otra historia al P2", o "¿Por qué no sacan ésto de acá?".

¿Qué sería?. Una eterna edición para evitar el doble post. Es su altruista participación la que nos permite poner lo nuevo como un nuevo post. Siempre es preferible al silencio.

Muchas gracias, amigos.

Aquí cada uno hace lo que puede.



Cool
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 

Chakai
Asunto: Re: Un diálogo "amoroso".  MensajePublicado: 03 Nov, 2010 - 08:54 PM

Moderador
357 posts


<b><i>Moderador</b></i>

Miembro desde
24 Ago 2008
euzkal escribió:
Me parece bien. ¿Se lo puede trasladar a Actividades, y seguimos ahí?.


Ok, se mueve a Actividades Smile

Saludos!

_________________
Image

Enfréntate a la vida sin miedo, y podrás enfrentarte a la muerte sin dudar.
 
 Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado  
Responder citando
 
Mostrar mensajes de anteriores:     
Cambiar a:  
Todas las horas son GMT + 1 Hora
Publicar nuevo tema   Responder al tema
Ver tema anterior Versión imprimible Entre para ver sus mensajes privados Ver tema siguiente
PNphpBB2 © 2003-2004 

 
Creative Commons License
Este sitio web está bajo una licencia de Creative Commons.



El logotipo de Diablo II©, Diablo II: Lord of Destruction©, Blizzard Entertainment© así como el resto de imágenes sobre el juego, son marcas registradas de Blizzard Entertainment.